PARROQUIANO

bar

 

 

 

 

 

 

 

 

Al tiempo que cruzo los brazos

e inclino mi cabeza.

 

Mientras en la mesa cuadrada

afloran manchas de otras penas.

 

Cuando los largos abrigos

no alcanzan monedas

en sus bolsillos cortos.

 

Al pasar los tacos más altos

con las más bajas esperanzas.

 

En el tiempo que el sol ilumina

una fracción de mi perspectiva.

 

Cuando los buses se alejan de mi esquina próxima.

 

No el vaso ni la botella

entregan una respuesta.

 

Están vacíos

 

Y yo en tanto

opuesto el entorno,

 

En mi esquina iluminada de la cantina.

Anuncios

3 comentarios to “PARROQUIANO”

  1. Salvador Pliego Says:

    Salud!!!! Alzo mi copa por estos versos. Un gusto leerte. Te felicito.

  2. desde ese punto de vista no hay mucha experiencia
    mejor entramos y le echamos unos tequilas a la hoja
    de la vida:)
    SALUD!!!

    • Cristhian Says:

      Yo soy mas del Ron de Hemingway, en un Dayquiri bien frappé y dulsón y
      del Gin Tanqueray de 007 en un Tom Collins agitado pero no batido
      De unas chelas plebeyas en su botella
      heladitas y sin desvanecer (salvo La Cristal)

      …pero Adelita
      si hay que hacerle al Tequila de Villa,
      pos mano
      ¡Hay le damos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: