EL DOMADOR Y LA FIERA

 

tey00100017631 

 

 

 

En sus ojos cansados

ya no se refleja

la salvaje jungla que lo vio nacer

 

Hoy sus extremidades son impotentes

de atrapar la más amada mínima presa.

 

Sin sellos y a reja abierta

Impávido permanece inmóvil en el redil

 

Su cuerpo otrora de orgullo

se desmorona ante la agobiante rutina

 

Esclavo de su propio látigo

no comprende que en cada rugido

 

La fiera,

 

compañera de celda,

 le advierte su sometida perdición

 

 

 

tey0010000152

Anuncios

2 comentarios to “EL DOMADOR Y LA FIERA”

  1. que penita me dió
    como ha de ser este domador
    que en su mocedad fue todo rigor y bravura
    hoy se desmorona y se amilana
    como la rutina le carcome los instintos
    su fiera sufre por su domador
    le extraña sin duda
    y en una arenga le recuerda que aún tiene vida
    él y ella para hacer el acto que tantos aplausos recaudó
    que tantas satisfacciones cosecharon juntos

    darse por vencido es algo muy fácil
    dar la pelea hasta el fin es lo que hace la diferencia
    entre el estar y el ser

    Un besito pa’ti
    cuidate
    y arriba ese ánimo

  2. Se me pasó por la mente pensar, que las rejas y los candados, las puertas cerradas, las cadenas y todo derivado de opresión fìsica, no son nada al lado de las cadenas mentales, la opresión del amor sangrante, que atroz, simplemente bello y triste, simplemente Tèllez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: