PARADA SOLICITADA

 

El editor, censurador implacable, me ha pedido ironías

¡Nada de profundidades que no resultan profundas!

 

¿Y qué hago con las inversas tortugas

que navegan en el respaldo del asiento?

 

¿Dónde me guardo las patiperras metáforas

que el canto carioca y alegre de un pordiosero triste y carioca

han traído a esta micro?

 

De remate una vieja picante ha subido con un perro cuico.

¿Pueden coexistir las ironías?

Wilde, Voltaire

¿Pueden, ante tanta monotonía prevalecer las ironías?

 

¡No a las profundidades!

Amado Nervo

 

Mas es profundo entender,

ya no hay campanillas al final de la cuerda.

Como tampoco, y a su tiempo, cuerdas al inicio de la cuerda.

 

Solo un botón de timbre que no timbra

Ni menos aun, evoca campanillas que presagien una pausa.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: