CUATRO ROMANOS Y CINCO CARTAGINESES

nueva-york-en-1931-wikipedia

Federico se reencarnó en mí

más en el paso, olvidó como escribir.

Andanadas sacuden mi cabeza.

Balas lacerantes encarnadas en mi piel.

Federico se reencarnó en mí

más en el paso, olvidó como escribir.

Repite burdas palabras.

Se obsesiona por el entender y el no entender

Quédate,

Quedémonos.

Nueva York es el lugar.

Ahí está el Verso.

Las que vomitan,

Los que orinan.

Ahí la muerte se ausenta.

Tú lo escribiste.

¿Lo entiendes tú?

lorca-6

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: