Archivo para septiembre, 2012

TANGO SILENCIO

Posted in Artista Invitado with tags on 21 septiembre 2012 by Cristhian

 

A veces mis textos se escapan en vértigo delirante.

Tiendo a vestirme de Federico García Lorca

(con disfraz básico por cierto)

 

Salpicando ideas sueltas, pequeños enigmas,

sugerencias para la ilustración.

Y no es que hable de navajas, sólo dejo “tareas para la casa”.

 

 Otras, esas piezas sueltas son la busqueda,

de otros universos donde mis piezas sueltas engranan.

 

Algunos resultan demasiado frenéticas,

pero no puedo eludir que me gustan

Vayan mis disculpas si me enredo o los enredo

 

Y si de ayudar  al desenredo se trata

quiero ser mas lato en mi previo homenaje

a un par de grandes “Artistas Invitados”

 

Los autores del Tango “Silencio”

Homenajeados en mi texto “Silencio de Tango”

 

Los señores Gardel y Lépera

 

SILENCIO

 

Silencio en la noche.
Ya todo está en calma.
El músculo duerme.
La ambición descansa.

Meciendo una cuna,
una madre canta
un canto querido
que llega hasta el alma,
porque en esa cuna,
está su esperanza.

Eran cinco hermanos.
Ella era una santa.
Eran cinco besos
que cada mañana
rozaban muy tiernos
las hebras de plata
de esa viejecita
de canas muy blancas.
Eran cinco hijos
que al taller marchaban.

Silencio en la noche.
Ya todo está en calma.
El músculo duerme,
la ambición trabaja.

Un clarín se oye.
Peligra la Patria.
Y al grito de guerra
los hombres se matan
cubriendo de sangre
los campos de Francia.

Hoy todo ha pasado.
Renacen las plantas.
Un himno a la vida
los arados cantan.
Y la viejecita
de canas muy blancas
se quedó muy sola,
con cinco medallas
que por cinco héroes
la premió la Patria.

Silencio en la noche.
Ya todo está en calma.
El músculo duerme,
la ambición descansa…

Un coro lejano
de madres que cantan
mecen en sus cunas,
nuevas esperanzas.
Silencio en la noche.
Silencio en las almas…

 

 

OBITUARIO

Posted in destellos on 10 septiembre 2012 by Cristhian

Hay muertos de poca monta

Ocultos en el Louvre,

Desmoronándose en Keops.

 

Muertos de miedo

Muertos de frio.

 

Hay muertos que no vivieron para contarlo.